You are currently browsing the tag archive for the ‘recomanacions’ tag.

Primer dir que avui és 11 de març, i un amic m’ha recordat aquesta cançó, que per mi l’any passat va tindre molta importància… Sentiments, records, moments inolbidables… aquesta cançó ho representa TOT.

 

Jueves

Si fuera más guapa y un poco más lista,
si fuera especial, si fuera de revista,
tendría el valor de cruzar el vagón
y preguntarte quién eres.

Te sientas enfrente y ni te imaginas
que llevo por ti mi falda mas bonita,
y al verte lanzar un bostezo al cristal
se inundan mis pupilas.

De pronto me miras, te miro y suspiras,
yo cierro los ojos tu apartas la vista,
apenas respiero me hago pequeñita
y me pongo a temblar.

Y asi pasan los dias de lunes a viernes,
como las golondrinas del poema de Bequer,
de estaciona estacion,
de frente tu y yo va y viene el silencio.

De pronto me miras, te miro y suspiras,
yo cierro los ojos tu apartas la vista,
apenas respiero me hago pequeñita
y me pongo a temblar.

Y entonces ocurre, despiertan mis labios,
pronuncian tu nombre tartamudeando,
supongo que piensas que chica mas tonta,
y me quiero morir.

Pero el tiempo se para,
te acercas diciendo,
yo aun no te conozco y ya te echaba de menos,
cada mañana rechazo el directo y elijo este tren.

Y ya estamos llegando, mi vida ha cambiado,
un dia especial este 11 de marzo,
me tomas la mano, llegamos a un tunel
que apaga la luz.

Te encuentro la cara gracias a mis manos, me vuelvo valiente y te beso en los labios, dices que me quieres y yo te regalo el ultimo soplo de mi corazón.

 

A tu nunca te ha faltado de nada, no sé por qué te marchas ahora así.


Anuncis

“Cuando subo a la moto ya anochece. Es precisamente en ese momento cuando veo regresar a Gin. Conduce veloz, tal como es ella. Acompaña la curva con la cabeza, canturrea la canción que esta escuchando en ese momento. Quién sabe cuál es. Me parece otra vez alegre. Como siempre. Tal como la había dejado. Contenta de su sonrisa, de la vida que lleva, de los sueños que persigue, de los límites que no conoce. Libre. Libre de todo eso que no le interesa e incluso más aún. Y entonces me alejo así, víendola asombrada, mientras sonríe. Y soy feliz. Como hace mucho que no lo era… Culpable sólo de esta incripción, inmensa, que ocupa toda la fachada de su casa. Espléndida, directa, hermosa. Y ahora ya no tengo dudas. No tengo remordimientos, ya no tengo sombras, no tengo pecado, no tengo pasado. Sólo tengo unas ganas enormes de volver a empezar. Y de ser feliz. Contigo, Gin. Estoy seguro. Sí, es así. ¿Ves?, hasta lo he escrito: -Tengo ganas de ti-.”

Aquest és el fragment del llibre “Tengo ganas de ti” de Federico Moccia. És la segona part de “Tres metros sobre el cielo”, que tant ha decepcionat als lectors. La història d’aquest llibre és molt diferent, dóna un tomb a la història del primer, i sincerament, a mi el final m’ha agradat molt.

Step, després d’haver passat dos anys a Estats Units, decideix tornar. Segueix enamorat del seu primer amor, Babi, i els seu record el persegueix per tot arreu. Aleshores, es dóna compte de que tot ha cambiat a Itàlia, i que ha de començar una vida nova. I és quan coneix a Gin, i Step creu que es tornarà a enamorar… fins que per casualitat, torna a trobar-se amb la Babi. El seu cap donarà moltes voltes, ja que no pararà de preguntar-se si es pot reviure el primer amor…

Us el recomano!

Lógicament, no.

La calle está vacía
hay lluvia en el cristal
la tarde es tan fría
y no te veo pasar
yo te espero y te espero
y desespero en tu ausencia

Quisiera tocarte
acercarme un poco más
pero se que estás tan lejos
al verte pasar
en tan sólo diez minutos
nuestra historia que empieza
se acaba…

Y si fuera capaz de mirarte
y decir lo que siento.
Si pudiera tenerte más tiempo
del tiempo que tengo.
Si pudiera seguir a mi lado
tan sólo un momento.
Si sólo fuera capaz
de romper el silencio
y detenerte en el tiempo.

Quisiera descubrirte
estar donde tú estás
mirar desde tus ojos
poder ir donde tú vas
en mi torre te espero
y desespero en tu ausencia.

Porque eres la razón de mi ser
mi anhelo, mi perder, mi destino
ahora sólo vuelve, quédate
diez minutos conmigo, conmigo…

Y si fuera capaz de mirarte
y decir lo que siento.
Si pudiera tenerte más tiempo
del tiempo que tengo.
Si pudiera seguir a mi lado
tan sólo un momento.
Si sólo fuera capaz
de romper el silencio
y detenerte en el tiempo.

Y si fuera capaz de mirarte
y decir lo que siento.
Si pudiera tenerte más tiempo
del tiempo que tengo.
Si pudiera seguir a mi lado
tan sólo un momento.
Si sólo fuera capaz
de romper el silencio

Y si fuera capaz de mirarte
y decir lo que siento.
Si pudiera tenerte más tiempo
del tiempo que tengo.
Si pudiera seguir a mi lado
tan sólo un momento.
Si sólo fuera capaz
de romper el silencio
y detenerte en el tiempo.

Hi han coses del passat que et poden destrossar el futur.

“Mi vida era como una noche sin luna antes de encontrarte, muy oscura, pero al menos había estrellas, puntos de luz y motivaciones y entonces tú cruzaste mi cielo como un meteoro, de pronto se encendió todo, todo estuvo lleno de brillantes y belleza. Cuando tú te fuiste, cuando el meteoro desapareció por el horizonte, todo se volvió negro, no había cambiado nada pero mis ojos habían quedado cegados por la luz. Ya no podía ver las estrellas y nada tenía sentido”

Bella

 

L’amor és irracional. Com més estimes a algú menys lògica té tot.

 

 

He anat a veure Luna Nueva de la saga de Crepúsculo, i us la recomano. Crec que està molt més bé feta que la primera, tot i que el segon llibre no es gaire entretingut, però la pel·lícula es genial.

tres-metros“Babi pierde. Entra la segunda en el mar. Nadan en el agua fresca y salada, en la estela que deja la luna, balanceándose con las olas, abrazándose de vez en cuando, salpicándose, alejándose para volverse a unir después, para deleitarse con sabor a champán marino que tienen sus labios. Más tarde, sentados sobre una roca, envueltos en los albornoces de Amarildo y Sigfrida, miran arrobados el millar de estrellas que hay sobre sus cabezas, la luna, la noche, el mar oscuro y en la calma.

– Esto es precioso.

–  Es tu casa, ¿no?

–  ¡Estás loco!

– ¡Lo sé!

– Soy feliz. Jamás me he sentido tan bien, ¿y tú?

–  ¿Yo?- Step la abraza con fuerza-. Estoy de maravilla.

–  ¿Hasta el punto de llegar a tocar el cielo con un dedo?

–  No, así no.

–  ¿Ah, no?

–  Mucho más. Al menos tres metros sobre el cielo.“

 

Aquest és el fragment del llibre “Tres metros sobre el cielo” de Federico Moccia que més m’agrada. Jo crec que és una de les històries que m’he llegit que més m’han agradat, i us recomano que la llegiu. Narra la història d’un amor, (gairebé impossible), entre una noia molt aplicada en els estudis que espera trobar el amor de la seva vida, i un noi que prefereix la violència, la velocitat, el risc i les bandes. Formen part de mons diferents, i desitgen coses diferents, però tenen una cosa en comú:  l’amor que els farà trobar-se i cambiar.

Sincerament, estic segura que les persones que se l’han llegit opinaran el mateix que jo del final, però no el posaré perquè vull que us ho llegiu vosaltres i que les seves pàgines us atrapin com ho van fer amb mi.

 

 

 

Que ningú et fagi plorar tallant les teves ales al volar…