Quiero gritar, quiero llorar, quiero hacerle saber al mundo entero como me siento. Quiero romper cosas, quiero destrozarlas. Siento que me muero de rabia, quiero echarla toda. Quiero escupir todo lo que llevo dentro, eso que tanto me quema. Eso que me encantaria echarlo en cara. Que, todos contentos no? Ahora que soy un desgraciado ya está todo bien no? Como me hagáis esto, olvidaos de mi. ¿Entendéis? OLVIDAROS DE MI. De mi y de mi amistad.

Pero pensar esto no me sirve de nada. A veces se necesitan algo más que palabras. Algo más que pensamientos o ideas. Necesitas pruebas, hechos, que te demuestren que tus teorias son falsas, que no vale preocuparse tanto. Ni llorar.

Pero son cosas que dicta el corazón y que la cabeza desmiente. Te prohible actuar. Te obliga a callar

Anuncis